3 preguntas previas para realizar una inversión

0

Negocios e invertir son dos conceptos inseparables en el mundo de los negocios, tanto si lo haces para comprar una máquina como si lo haces como un inversor privado.

Hoy en día, muchos emprendedores buscan hacerse con una empresa en funcionamiento o incluso una franquicia. Sea como sea invertir no es fácil y a veces es difícil recuperar el capital antes de cinco años. Eso sí, hay que ser muy cuidadoso a la hora de estudiar la inversión, así que si no quieres perder todo tu dinero al invertir, además realizar cálculos como el punto muerto o la cuenta de resultados, tanto real como prevista, es fundamental que te hagas las siguientes preguntas:

  1. Cuánto dinero estás dispuesto a perder: porque al fin y al cabo invertir siempre entraña un riesgo, ya sea por una elevada deuda o por unos elevados gastos fijos. Porque como ya sabes, a mayor riesgo mayor rentabilidad. Así que en vez de pensar sólo en beneficios, piensa en las posibles pérdidas que estarías dispuesto a asumir como máximo.
  2. Qué es lo peor que puede pasar: al invertir tu dinero, porque así estarás preparado psicológicamente para afrontar cualquier crisis. Aunque la pregunta deriva de la primera, tiene otro matiz, que es el de los escenarios y las probabilidades. Por ejemplo, puede que el primer año de invertir todo  vaya francamente bien, pero al segundo se puede perder completamente todo, pese al éxito inicial. Esa situación puede darse porque a lo mejor no contamos con fondos adicionales para invertir, lo que supondría un duro revés. Así que estudia tres escenarios: el positivo, el normal, y el negativo, y dales una probabilidad de suceso según el ciclo de mercado y económico en el que te encuentres. Ante la duda atribuye a todos la misma probabilidad: el 33%.
  3. Si pasa lo peor, ¿se podría superar?: aquí está la clave. Al invertir siempre hay riesgo, pero lo importante es que éste no sea definitivo. Por eso, es fundamental ponerse en lo peor, a través de escenarios, valorando todos los riesgos, por muy improbables que te puedan parecer, y sobre todo determinando sus consecuencias. Muchas personas lo han perdido todo al invertir porque no se han hecho estas preguntas. Ten en cuenta que a veces al financiar nuestro negocio, lo hacemos con un préstamo hipotecario sobre nuestra casa o con un aval personal lo que puede ponernos en una situación muy crítica.
¡Comparte!

Sobre el autor

Dejar un comentario