5 claves a cuidar en tu imagen de marca

0

La imagen de marca a veces no está todo lo cuidada que debería ser por parte de las pequeñas empresas. El motivo es su propio origen. Van creciendo desde el lanzamiento de la idea de negocio por un emprendedor, aprendiendo todo sobre la marcha y actuando como un hombre orquesta. A veces, porque el negocio no da más de sí y otras por el hecho de que no pueden contratar trabajadores muy cualificados. Aún así la imagen de marca ayuda a fidelizar a clientes y a diferenciar nuestra oferta de la competencia. Por eso,  debes cuidar los siguientes detalles de tu imagen de marca:

 

  1. El nombre: es de las primeras cosas que se necesitan al lanzar un negocio, por eso es fundamental escoger bien el nombre. Algunos deciden usar un nombre que refleje su actividad y otros eligen nombres que suenen bien y sean fáciles de recordar.

 

2. El logotipo: no es simplemente un dibujo, sino también el nombre que lo acompaña. Es importante cuidar el tipo de fuente,         es decir, el tipo de letra, de cara a que sea acorde con la imagen de marca del negocio.

 

      3. Los colores: usados en el logotipo pero también en otros elementos visibles como puede ser la oficina, material publicitario,           vehículos, producto, etc. La influencia de los colores en la imagen de marca es mucho mayor de lo que pensamos.                               Transmiten sensaciones y emociones de forma inconsciente, por ejemplo, el verde suele ir asociado a productos naturales, lo           que puede ser una herramienta clave para vender más a través del neuromarketing.

 

       4. La papelería: es decir tarjetas, carpetas, papel, sobres… A pesar del mayor uso de las Nuevas Tecnologías, todavía las                        empresas usan gran cantidad de papelería que muestra su imagen de marca. Por ejemplo, el tamaño, color, o grosor de una            tarjeta de visita puede transmitirnos sensaciones que no sean acordes a la imagen de marca real de ese negocio. Las tarjetas           de visita es el único recuerdo que dejamos entre muchos potenciales clientes, así que conviene preguntarse sobre qué i                     imagen de marca transmiten de ti y si realmente ésa es la imagen que pretendías transmitir.

       5. Recepción: es una de las grandes fuentes de transmisión de imagen de marca que sin embargo muchas veces no se cuida                  tanto como los elementos anteriores. Tanto la parte física, la puerta o el portal, como la humana, dicen cosas de nosotros.                Marcando una primera impresión que puede condicionar la relación por lo que hay que cuidar la recepción, tanto de visitas            previstas como imprevistas, con un trato agradable, sea cual sea la persona que abra la puerta o conteste el teléfono. Es                   importante contar con un protocolo mínimo de actuación conocido y compartido por todos los trabajadores. En el caso de               eventos como conferencias o presentaciones, además será fundamental una buena planificación y organización.

Además, la imagen de tu negocio debe cuidarse hasta el más mínimo detalle, por ejemplo, en las facturas.

 

¡Comparte!

Sobre el autor

Dejar un comentario