5 claves para crear la identidad de marca de tu negocio

0

 

Crear una identidad de marca no es nada fácil, pero es algo básico para cualquier negocio. Todas las grandes empresas le dan mucha importancia a la creación de su marca y, para ello, se debe empezar a hacerlo con una identidad de marca reconocible.

Uno de los factores más importantes es la elección del color, como sucede con el rojo de Coca-Cola. Una marca se construye en varios pasos a lo largo de los años y un color puede hacer más reconocible la marca en el mercado. Sin embargo, crear una marca sólida y reconocida es un proceso mucho más largo y complejo que escoger un color, tanto para una gran empresa como para una pequeña. Conseguir lo que ha hecho Apple o Google, a nivel de marcas reconocidas a nivel mundial, no es nada fácil pero debería ser el objetivo de cualquier compañía, cada una a su nivel y dentro de sus posibilidades.

Con una marca sólida, la comercialización es mucho más sencilla porque los clientes saben lo que pueden esperar antes de comprar el producto o servicio, por lo que una buena identidad de marca permite aumentar las ventas de cualquier negocio. Para ello, tan solo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Define la personalidad de tu marca: en base a los valores que representa y que serán como una promesa para el cliente. Hay que definir qué hace el producto o servicio por el cliente. Una marca de éxito genera un vínculo emocional que contribuye a la mayor fidelidad de la clientela y la identidad incluye el logotipo, los colores, los eslóganes (es recomendable preguntar a clientes y asesorarse por profesionales) y los elementos de diseño, principalmente. Es importante que se sepa diferenciar de la competencia.
  2. Utiliza herramientas profesionales: tu identidad de marca es tu tarjeta de presentación, es como tu imagen personal así que cuídala como se merece y usa herramientas que te permitan tener el mejor resultado posible. Aún así siempre es recomendable recurrir a profesionales del diseño.
  3. Trabaja por conseguir el reconocimiento: para ello cuida todos los aspectos posibles, como por ejemplo embalajes, envases, presentaciones, local, etc. Por no hablar de que todas las comunicaciones, tanto verbales como escritas, y en especial si son promocionales, deberían de ser coherentes con la identidad de marca.
  4. Haz que alguien cuide la identidad de marca: a través de una guía que todo el personal de la empresa debe de conocer, para evitar que empleados, como por ejemplo los de ventas, confundan a los clientes al no respetar los valores y elementos visibles de la marca.
  5. El poder de la identidad de marca: a la larga el marketing es una batalla de percepciones. Por lo tanto es fundamental que tu servicio o producto destaque y se diferencie del resto de competencia. Tu éxito depende en gran medida de ello, y sobre todo de que puedas cumplir lo que promete tu identidad de marca.

 

 

¡Comparte!

Sobre el autor

Dejar un comentario