6 trucos eficaces para la gestión de negocios

0

Los trucos para la gestión de negocios normalmente son recursos básicos que se suelen aprender con los años de práctica, pero que nunca te enseñarán de una forma sintetizada en un curso o en la Universidad. Por tanto, no te pongas a leer decenas de libros ni asistas a cursos donde un “docente” te explica cómo se gestiona una empresa en la práctica, ya que al final todo es teoría y el mejor aprendizaje siempre acaba siendo el que uno vive de primera mano. No obstante, aquí tienes seis principios básicos que un emprendedor ha aprendido a base de trabajo y experiencias:

  1. Busca a las personas adecuadas: sin duda es lo primero que tienes que aprender en la gestión de negocios. Aprende a delegar, no caigas en el error de ser un hombre orquesta que supervisa todo lo que pasa en el negocio. Contrata a la gente más cualificada  e idónea que te puedas permitir para cada puesto, y luego dales tareas y responsabilidades porque se trata de que vayan creciendo.
  2. Administra bien tu tiempo: tu eficacia no se mide por las horas que dedicas a tu negocio, sino por los resultados que obtienes. Este principio de gestión de negocios está muy relacionado con el anterior, ya que es muy difícil administrar tu tiempo si no tienes personas a las que delegar tareas. Recuerda que las tecnologías son una herramienta de mejora de la productividad, pero también son un foco de “ladrones de tiempo”.
  3. Comunica, comunica, y comunica: primero a tus empleados y colaboradores, porque ellos no están dentro de tu cabeza y no pueden adivinar tus pensamientos. Segundo a tus clientes, porque de la relación que tengas con ellos depende tu futuro. Y por último a tus proveedores, porque gracias a ellos puedes satisfacer a tus clientes.
  4. Aprende a controlar el estrés: porque el estrés constante no sólo limita la memoria y creatividad sino que puede ser el origen de enfermedades como el insomnio o la ansiedad. Así que dedica unos minutos todos los días a relajarte y hacer ejercicio, y todos las semanas organízate un día entero de ocio personal. Este principio de gestión de negocios no lo aprenderás en ningún curso pero es más importante de lo que parece.
  5. Mide el rendimiento de tus empleados: si has contratado a las personas adecuadas y además les comunicas lo que esperas de ellas, dedica tiempo a medir sus resultados. Igual que un entrenador analiza el rendimiento de sus jugadores, tú debes de hacer lo propio con tu equipo. Pero recuerda, debes de ser justo y objetivo. Una evaluación del rendimiento no es el momento de echar en cara errores del pasado ni de meter miedo a los empleados con un posible despido.
  6. Ante todo liderazgo: muy relacionado con el punto anterior y sin duda una de las claves en la gestión de negocios, ya que la dirección basada en el miedo pasó a la historia. Aunque hoy en día todavía se siga usando como herramienta de gestión de personal. Un líder se gana el respeto de sus seguidores por los hechos, no por los “derechos” (es decir, por ser la persona al mando). Si has contratado a los mejores, te comunicas con ellos frecuentemente y además mides su rendimiento, sólo tendrás que darles la motivación necesaria para sacar el máximo de su potencial. Sin duda es más fácil ser un líder tiránico, pero el éxito empresarial es un club muy selecto. Y en el entorno actual de gestión de negocios las personas son el principal activo de las empresas. Por lo que éstas deben de ser lideradas, no gestionadas como un recurso más.
¡Comparte!

Sobre el autor

Dejar un comentario